Volver a la página anterior

Consejos / Recomendaciones al donante de sangre

 

Recomendaciones antes de la donación

  • No se debe acudir a donar sangre en ayunas y después de una comida fuerte hay que esperar al menos dos horas.
  • Comunica al personal sanitario si has realizado un esfuerzo físico prolongado o si te encuentras algo nervioso.
  • Informa si vas a realizar: 
    • Esfuerzos físicos mantenidos.
    • Conducir vehículos pesados, autobuses, durante un periodo  largo de tiempo.
    • Realizar trabajos en altura.
    • Manipular máquinas o útiles peligrosos.

Ya que, de no poder evitar realizar este tipo de actividades, sería necesario aplazar tu donación.

 

Recomendaciones durante la donación

Con motivo de la donación se pueden producir pequeños inconvenientes, muchos de ellos se deben al desconocimiento de lo que nos va a suceder.

Te recomendamos que:

  • Si notas algún cambio, como sensación de calor, sudoración, etc., no dudes en comunicárselo a la persona que le atiende.

 

Recomendaciones después de la donación

  • Una vez finalizada la donación deberás comprimir sobre el lugar de la punción con el brazo extendido durante cinco minutos para evitar la aparición de hematomas.
  • Mantén el apósito que se te ha colocado durante cuatro horas. Evita realizar esfuerzos o cargar pesos con el brazo en el que se encuentra la punción, ya que la mayoría de las veces los hematomas se producen por el incumplimiento de esta recomendación.

 

Durante las horas siguientes a la donación:

  • No hagas cambios bruscos de posición, ya que podrías tener sensación de mareo. Si esto te sucede, túmbate o siéntate con la cabeza entre las rodillas.
  • Procura beber líquidos abundantes (agua, zumos, leche,...).
  • Evita las bebidas alcohólicas y procura no fumar durante las dos horas siguientes a la donación.
  • Si empiezas a sangrar por el lugar del pinchazo, eleva el brazo por encima de la cabeza y aplica una presión suave y continua durante 10 ó 15 minutos.
  • Puedes reanudar tu actividad habitual después de media hora, si te encuentras bien. Sin embargo, debes evitar realizar esfuerzos físicos intensos durante el resto del día.

 

Recuerda que:

En cualquier momento puedes invalidar tu donación si deseas que su sangre no sea utilizada. Para ello debes comunicarlo a la mayor brevedad posible al equipo médico o al Centro de Hemoterapia en el teléfono 900 40 50 60

Si tienes alguna duda o problema, no dudes en llamar y pide hablar con un miembro del equipo médico o de enfermería.

De igual modo si después de donar te encontrarás mal (síntomas de gripe, catarro...), te agradeceríamos que lo comunicarás a nuestro personal en cuanto puedas.

Estas recomendaciones tratan de contribuir a que tu donación sea un acto seguro, confortable y gratificante

Ir arriba